Blog.

Noticias de interés sobre perder peso y adelgazar

Información nutricional: Categorías de jamón york

Os comparto el resumen de un artículo muy bueno sobre el Jamón de York, que leí hace tiempo. 

 

1. El mejor jamón de york no existe.

Con respecto al jamón, las categorías oficiales son: «jamón/paleta cocida extra», «jamón/paleta cocida» y   «fiambre de…».

2. El mejor jamón cocido es el de categoría extra.

El jamón/paleta cocida extra es el de mayor calidad.

No contiene féculas, ni proteínas añadidas para aglutinar agua y la cantidad de azúcar presente es la más baja (menos del 1,5%). El porcentaje de carne está entre el 80-90% aunque hay honrosas excepciones con más de un 90% de jamón.

3. El jamón/paleta cocida sin el apellido «extra» es el segundo en orden de calidad.

Tampoco contiene féculas, pero sí proteínas añadidas para retener agua y el azúcar puede estar presente hasta el 2%.

El porcentaje de carne baja generalmente hasta el 70%. Es decir, comes menos carne.

4. El fiambre es la categoría con menos carne y más agua y aditivos.

El “fiambre de” no es interesante en nuestra cesta de la compra….ya que a esos procesados, sí está permitido añadir féculas y el porcentaje de carne está en torno al 50%.

El hecho es que tiene pocas carnes…y multitud de “añadidos” para que su “aspecto” sea similar a lo que pone en la etiqueta…es decir, para que la textura parezca jamón y sepa a jamón… aunque solo tenga un 50% de jamón. Suele ser habitual añadir aditivos potenciadores del sabor como el glutamato monosódico.

Esta categoría tiene mucho éxito entre los consumidores, porque sabe bien y es barato….. pero el sabor es artificial y el precio en realidad es muy caro…. porque estás pagando agua a precio de carne.

5. Pechuga de pavo, pollo o ave.

Esta categoría no permite incluir féculas aunque el porcentaje de azúcar y proteínas añadidas es el más alto (3% y 2% respectivamente).

Muchos piensan que la pechuga de pavo es mejor que el jamón «porque tiene menos grasa». En este caso lo importante es mirar el etiquetado y comprobar qué porcentaje de pavo tiene el producto.

6. Atención al reclamo «extrajugoso»

El reclamo  «extrajugoso» suele aparecer en el etiquetado del jamón cocido que no es de categoría «extra».

De esta forma introducen la palabra «extra» en una categoría que es inferior a la «extra» y que no puede llamarse «extra». Que sea «extrajugoso» no significa que sea de mejor calidad ni que tenga mejor carne… simplemente es que se ha procesado para retener más agua y tener una textura agradable.

Conclusión: escojamos EXTRA y no EXTRAJUGOSO.

7. «York»: el reclamo que confunde al consumidor.

Como ya hemos comentado, la denominación jamón de york no existe. Los productores de jamón cocido de calidad, de categoría extra, en su envase indican «categoría extra» y no jamón de york.

En principio, mi consejo es desconfiar de los productos de este tipo que veamos con el apellido «york» y mirar el listado de ingredientes. Lo habitual es que el porcentaje de carne esté en torno al 50%.

8. «Carne separada mecánicamente»: carne de baja calidad.

En algunos de estos productos, como por ejemplo el chopped, aparece en la lista de ingredientes la mención «carne separada mecánicamente».

Esto significa que se emplea la carne que se queda pegada al hueso cuando en un primer momento se hace la separación. Esta carne, aunque es de peor calidad, todavía es aprovechable y se separa del hueso mediante un sistema de presión convirtiendo el producto final en una pasta.

9. ¿Jamón al corte o jamón envasado en un blister?

Todos estamos convencidos de que el jamón del charcutero es de mejor calidad y no siempre es así.

Entre el amplio abanico de jamones que suele tener un charcutero habrá algunos que no sean de categoría extra o incluso que sean fiambres. Y dentro de los jamones de categoría extra, habrá algunos con un 85% de jamón y otros con un 93%.

¿La solución? …………….hay que preguntar al charcutero la categoría del jamón que nos va a servir.

10. ¿Cuánto jamón cocido es saludable comer a la semana»?

La Escuela de Salud Pública de Harvard indica que el consumo de carne procesada debe evitarse. Así lo indican las recomendaciones basadas en la evidencia más actuales. Como es cierto que el jamón de York aparece en muchos alimentos procesados como pizzas, rellenos, etc. mi consejo es no comprarlo en casa y limitar su consumo a situaciones puntuales.

En un momento dado es un producto que os sirve para salir del paso y solucionar una comida de manera rápida…… así que nos permitimos más de una licencia

 

Si vas a seguir comprando Jamón York…..

En ese caso elige siempre el jamón cocido de categoría extra, y dentro de la categoría extra, el que tenga el mayor porcentaje de jamón.

Olvídate de los reclamos gigantes del tipo «sanisisísísímo» o «te cuidamos mucho» lee las etiquetas. Es la única forma de saber lo que te llevas a casa.

Y si no lo tenéis claro en el Chat de TandemClub VIP siempre os informaremos sobre la idoneidad o no de sus ingredientes…. Ya lo sabes… envíanos las fotos de las etiquetas y te mantendremos informada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba