Blog.

Noticias de interés sobre perder peso y adelgazar

Cocinar con adolescentes

Cocinar con niños, ya sean pequeños o adolescentes, es una manera diferente de empezar a relacionarse con la comida.

 

UNA EXPERIENCIA PODEROSA

Sea cual sea su edad, los niños se sienten fascinados con lo que ocurre en la cocina. Y el hecho de permitirles manipular, tocar, mezclar y cocinar aquello que luego van a comer, despierta su interés y genera una relación …yo diría mágica… con alimentos que nunca habrían probado, de otra forma.

LO PRIMERO. ¿POR DONDE EMPEZAMOS?

UNA PRIMERA APROXIMACIÓN A LOS DIVERSOS NUTRIENTES LES FACILITARÁ COMPRENDER LA IMPORTANCIA DE UNA ALIMENTACIÓN VARIADA.

No es necesario profundizar en tecnicismos ni composiciones,  simplemente presentar el amplio abanico de alimentos que constituye la DIETA MEDITERRANEA.

CONOCER EL ORIGEN DE LOS PLATOS

UNA EXPLORACIÓN SOBRE EL TERRENO: LA VISITA A UN MERCADO PARA CONOCER DISTINTOS ALIMENTOS, GENERA CONFIANZA Y SEGURIDAD

Los niños tendrán la oportunidad de conocer las verduras que utilizamos en el día a día incluso productos que nunca antes han visto.

En la carnicería podrán observar las piezas y los distintos cortes…..e incluso distinguir entre carne de pollo o ternera!!

Y en la pescadería conocerán diferentes especies de pescado y marisco…. eso siempre resulta fascinante para ellos.

Muchos niños y adolescentes solo han comido carne y pescados procesados, elaborados, rebozados… y en muchas ocasiones nunca han visto el producto básico y natural.

LA COCINA PASO A PASO.

PREPARA UN ENTORNO SEGURO: PRIMERO OBSERVAR Y LUEGO PRACTICAR.

La idea no es que tengan ellos el cuchillo en la mano… aunque después de un poco de práctica y con la supervisión adecuada, podría plantearse.

Lo interesante es que empiecen a conocer las técnicas culinarias que utilizamos, primero observando los pasos que seguimos al preparar un plato, de esa forma es fácil que se sientan incluidos y deseosos de probar el resultado.

Algunos jóvenes se resisten a probar ciertos alimentos, bien por su aspecto o por alguna mala experiencia previa….podemos esconderlos en sus platos pero es posible que el niño decida no comer lo que hemos cocinado si nos ve añadir alguna de ellos, o que se sienta atraído al ser partícipe de su elaboración, y cambie de idea.

Aunque resulta útil para conseguir que coman ciertos alimentos, sobre todo verduras, enmascararlas, triturarlas o disimularlas en la comida, este sistema solo sirve temporalmente. Lo importante es que sea el propio niño el que acceda voluntariamente y conscientemente, a comer el alimento, y el introducirles en la cocina puede ser la puerta para este descubrimiento.

UN PEQUEÑO CHEF EN CASA.

HAZ QUE SEA EL PROTAGONISTA.
Algo tan sencillo como invitarles a hacer la compra, o diseñar un plato o una receta nueva, puede tener un efecto fantástico en nuestros hijos.
Al sentirse protagonistas, sienten la necesidad de hacerse responsables del proceso y de una manera natural van tomando el control de su alimentación de manera más consciente.
El hecho de ser ellos los que toman las decisiones les libera de la sensación de estar obligados a comer un plato o otro… y esto tiene un efecto muy estimulante a la hora de instaurar unos correctos hábitos nutricionales.
Ellos mismos serán los que finalmente diseñen menús más sanos y equilibrados

 

CONSIGUE UNA RELACIÓN CORDIAL CON LOS ALIMENTOS.

Únete a Tandem Club

Consigue el primer libro de recetas del Método Tándem

Ver más recetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba