Bebidas azucaradas, obesidad y otros riesgos para la salud

La obesidad es uno de los grandes problemas de salud a los que nos enfrentamos la sociedad en este siglo.

Ya no sólo por sus manifestaciones sobre el cuerpo humano, sino por además la comorbilidad que supone sobre el mismo; es una de las patologías más estudiadas por los expertos; que señalan a los actuales hábitos de vida y al actual patrón de alimentación como los culpables. Pues bien, dentro de los alimentos que nos precipitan a padecer obesidad, nos encontramos con las bebidas azucaradas, muy consumidas hoy en día.

Las bebidas azucaradas, la obesidad y las enfermedades crónicas

La Comisión Pública de Salud de Boston realizó una hoja informativa sobre las bebidas azucaradas, la obesidad y las enfermedades crónicas en la que incluía como tal a “los refrescos, otras bebidas gaseosas, bebidas de jugo, bebidas deportivas, bebidas energéticas, leche azucarada o alternativas a la leche y té endulzado o bebidas de café”.

El informe también habla del problema que supone su consumo en exceso, que radica en el hecho de que aportan “calorías vacías”; es decir, calorías sin nutrientes que incrementan de manera masiva e innecesaria el nivel de azúcar en sangre. Como consecuencia, el alto consumo de estas bebidas ha sido relacionado en numerosos estudios con la aparición de obesidad, diabetes, síndrome metabólico, hipertensión, gota y distintas patologías cardíacas. Y lo que es más grave, la American Heart Association ha estimado que alrededor de 25.000 muertes al año en Estados Unidos podrían relacionarse con una ingesta elevada de bebidas azucaradas.

http://www.bphc.org/whatwedo/healthy-eating-active-living/sugar-smarts/beverage-environment/Documents/SSB%20Fact%20Sheet%20Update%20June%2030%202014_sp.pdf

“Bebidas azucaradas, más que un simple refresco”

Los autores Silva P. y Durán S. en su artículo “Bebidas azucaradas, más que un simple refresco”; comentan los probables mecanismos responsables de sus efectos adversos sobre la salud: la enorme cantidad de calorías que aportan, la estimulación del apetito que producen, los efectos metabólicos nocivos que causan los azúcares refinados que contienen y la escasa capacidad de saciedad que suponen, en comparación con los azúcares en su forma sólida. También señalan la asociación que podría existir entre este tipo de bebidas y el riesgo de padecer cáncer de páncreas y osteoporosis.

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?pid=S0717-75182014000100013&script=sci_arttext&tlng=en

Reducir el consumo de bebidas azucaradas

Por todo ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir el consumo de bebidas azucaradas al máximo tanto en adultos como en niños y que el consumo de azúcares libres no exceda el 5% de la ingesta total de energía consumida, con el fin de prevenir los posibles riesgos para la salud relacionados con su alto consumo.

http://www.who.int/elena/titles/ssbs_adult_weight/es/

 

Lucía Pérez Rodríguez
Nutricionista Método Tándem

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *