Gominolas Tándem

Un modo distinto de llevar nuestra gelatina en el bolso 😉

Mientras cocinamos…

– 250 cc agua.
– 2 sobres de gelatina de sabor 0%.
– 2 láminas de gelatina neutra o un par de cucharaditas de agar agar .
– xilitol (azúcar de abedul).

Calentamos el agua, añadimos la gelatina y batimos bien . No debería llegar a hervir.
Ponemos en moldes o podemos extender en un molde cuadrado o rectangular y luego cortarlo en cuadraditos.
Dejamos abierto en el frigorífico. Cuando esté bien frío lo desmoldamos y lo volvemos a guardar un día entero, incluso 2, en el frigorífico. Es mejor abierto para que se seque un poco.
Después , por fuera, los podemos “rebozar” con xilitol. Que además de darle un sabor dulce y fresco, nos protege los dientes de las caries.

Dra. Pérez de Isla

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *